Difusión de temas abordados por la Fundación

El modelo de cerebro humano en desarrollo ha sido extraordinariamente generoso en aportar conocimiento susceptible de ser aplicado en todos los ámbitos de la vida humana, en particular en el ámbito de la educación. Es una responsabilidad ética difundir este conocimiento, intentando llegar a todos los actores –denominados y autodenominados– educadores, con un propósito de servicio.

En el ámbito de la educación constantemente se están llevando a cabo cambios, muchos de ellos en pro de mejoras e innovaciones. Sin embargo, muchos de estos cambios carecen de un sustento que les de sentido y propósito. Los actores relevantes, vale decir, aquellos que toman decisiones (niveles gubernamentales, ministeriales, secretarías, municipios, etc.) suelen sustentar la relevancia de un determinado cambio en su pretendido éxito en otros países, pero no existe un análisis crítico de tal éxito, en gran medida porque ese cambio carece de una plataforma explicativa que lo sustente. Distinta es la situación cuando una propuesta de innovación -e incluso de un cambio radical- es afirmada en un sólido corpus de conocimientos, a su vez avalados por la investigación de alto nivel, y cuenta además con recursos operacionales de implementación, ya sea a nivel de la educación en casa como de la educación escolar, de la prevención y terapéutica en salud integral, etc. Estos principios inspiradores permiten a la Fundación ofrecer asesoría a establecimientos educacionales, así como incursionar a futuro en la creación y dirección de jardines infantiles y establecimientos educacionales en los cuales se pueda aplicar el conocimiento del cerebro infantil.

  • El modelo de cerebro humano en desarrollo cuenta con un corpus de conocimientos susceptibles de ser llevados a prácticas en todos los ámbitos de la educación, a través de charlas, cursos, seminarios, jornadas profesionales, relatorías en congresos, etc.

  • El modelo de cerebro humano en desarrollo cuenta con un corpus de conocimientos que pueden ser empleados exitosamente en el diseño e implementación de material didáctico, literatura infantil, medios digitales, programas de TV, programas educativos masivos, material de estudio para carreras universitarias de pre y post grado relacionadas con educación y salud, etc.

El modelo de cerebro humano en desarrollo cuenta con un corpus de conocimientos que pueden ser empleados exitosamente como material para la elaboración de libros dirigidos tanto a esferas profesionales como al gran público (literatura de divulgación científica).